Vacaciones Online

Mientras todos se aproximan a preparar sus vacaciones de verano, yo todavía tengo que trabajar algunos meses más para ganar ese derecho que tiene todo trabajador. Son las consecuencias de cambiarse de pega en el año. Por ahora no habrá sol, playa ni arena.conectado

Sin embargo, conversaba el otro día de la idea que tiene la mayoría de una vacaciones ideales, las que contemplan una isla virgen, sin celular, sin televisión y nada que los una al planeta Tierra. El concepto es olvidarse de todas las cargas laborales y sociales. Para mi, esa sería una verdadera perdición.

A principios de diciembre me tocó ir a unas cabañas de descanso ubicadas en un rincón perdido de San Felipe. Lo primero que empaqué fue mi notebook, con la esperanza de encontrar alguna extraviada conexión wifi. La única que existía era la que estaba en el hotel, que quedaba bien distante de la cabaña en la que estaba. Realmente fueron momentos angustiantes, mi rutina de revisar mi correo cada 10 minutos se tornó una fatídica carrera dos veces al día a conectarme al hotel.

Este es solo un ejemplo de lo importante que es para mi estar “siempre conectado” y más aún en la época de descanso. Mis vacaciones ideales serían en un lugar con Internet permanente, donde mi celular tenga señal y pueda enviar fotogrías por Flickr o contar mis experiencias en Twitter. Qué mejor que conectarse a Facebook y compartir “en vivo y en directo” viajes interesantes. Se imaginan un amigo en Europa recorriendo cada rincón y acompañándolo virtualmente o que alguien envíe fotos de Isla de Pascua casi al momento de sacarlas. Son las bondades que nos entrega la web en estos días.

No creo que sea yo, pero es algo relativamente extraño para la mayoría de mis amigos, aún en esta época. Lo que si se, es que iré a escalar el Monte Everest solo cuando llegue wifi allá.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Actualidad, Computador, geek, Internet, Personal, Tecnología, Web 2.0

Una respuesta a “Vacaciones Online

  1. Fabio

    No hay para que esperar el Wi-Fi. Cuando trabajaba en la empresa de Ferries y Cruceros, los gringos con plata que recorrían esos lugares se conectaban a Internet con teléfonos satelitales (ej: Iridium) mientras yo los miraba desesperado por no poder conectarme. Al final sólo es cosa que te sobren los millones o que vendas un riñón para que el sueño de la conexión global sea realidad 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s